miércoles, 27 de enero de 2010

CRISTINA Y LA DEUDA EXTERNA


Caricatura hecha con motivo del tema DEUDA EXTERNA, muy discutido por estos dias.
Al respecto, quiero dejarlos con este minireportaje al Maestro Galasso que le hiciera Gerardo Aranguren, compañero de la página web (que recomiendo en mis enlaces) Politica & Medios

Galasso: “La deuda que impugnaba Olmos no tiene nada que ver con la actual”

El historiador, en diálogo con P&M, se refirió a la discusión sobre la legalidad de la deuda externa. Opinó que “es casi imposible desentrañarla” y consideró que “los sucesivos gobiernos la han aceptado, han negociado sobre ella y realizaron una especie de legalización”.

El conflicto sobre la utilización de reservas del Banco central para pagar deuda externa despertó la discusión, a partir de la propuesta de Pino Solanas, sobre su legalidad y la necesidad de realizar una auditoría en el Congreso para conocer los orígenes de los adeudados.

En diálogo con Política&Medios, el historiador Norberto Galasso, quien apoyó a Alejando Olmos en el juicio donde denunció la ilegitimidad de la deuda, recordó que ésta proviene en su mayoría de la dictadura “pero sucesivos gobierno argentinos han tomado medidas sobre ella, en el 92 se hace el plan Brady o la impulsada por (Néstor) Kirchner, que implicó una quita”.

El historiador recordó como una “lucha ciclópea” la realizada por Olmos durante los 18 años que duró el proceso que encabezó el juez Jorge Ballesteros y consideró que “la deuda que impugnaba Olmos no tiene nada que ver con la actual. Además, los títulos se canjearon, como en el plan Brady, entonces creo que es casi imposible desentrañarlo”, y agregó que “si pudiéramos determinar que parte de la deuda es ilegítima, cómo fue cambiando de título en título a lo mejor ya se pagó esa parte”.

Galasso compartió lo dicho por la presidenta Cristina Fernández sobre el tema (ver notas relacionadas) e indicó que “en su momento era lógico tratar de distinguir la deuda ilegal y ahora es prácticamente imposible. Además, los sucesivos gobiernos argentinos han aceptado la deuda, han negociado sobre ella, han pedido una quita y realizaron una especie de legalización”.

“Creo que la situación es distinta y que el argumento de Olmos, a quien le tenía un afecto y admiración, era correcto en su momento, pero ahora hay que favorecer la unidad latinoamericana y proponer que todos los países denuncien que fueron estafados y que no se paga”, propuso el historiador.

De esta forma, “si la plantean en conjunto no es lo mismo que si lo plantea un sólo, que sería embargado, bloqueado y lo tratarían como un leproso. Para patear el tablero tenemos que ser varios porque en estas cuestiones lo único que vale es la fuerza”, analizó.

La oposición. La creación del Fondo del Bicentenario generó un gran rechazo desde muchos sectores. Galasso opinó que la verdadera razón de este posicionamiento político es que “el gobierno quiere utilizar parte del superávit fiscal para hacer una política social, y la oposición tiene miedo que si lo sigue haciendo, como con la asignación por hijo, con la cuota a los jubilados, les vayan a ganar las elecciones”.

Consideró que por esa razón, sectores que apoyarían el pago de la deuda, en este caso se oponen. “Porque sino es un absurdo pensar que un hombre como Federico Pinedo, que ha jugado siempre por derecha y vinculado a los capitales externos, ahora se vuelva antiimperialista”, sostuvo.

Alfonsinismo. El historiador opinó que si la auditoría se hubiese realizado durante el gobierno de Raúl Alfonsín, esta hubiese tenido sentido.

“Cuando Alfonsín inicia su gobierno dice que va a distinguir entre la deuda legítima e ilegítima, y realiza un allanamiento al estudio Klein-Mairal (que representaba a gran parte de los acreedores), y se hallaron una serie de pruebas. Después Alfonsín dice que no puede seguir adelante y paraliza la investigación porque podía paralizar las relaciones internacionales”, contó Galasso.
Gerardo Aranguren

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada